PSICOPEDAGOGIA

El objetivo de la psicopedagogía es potenciar al máximo la capacidad de aprendizaje de niños, adolescentes y adultos, tomando en cuenta sus particularidades, talentos y necesidades educativas especiales.

VIDEOS - You Tube

Loading...

miércoles, 27 de enero de 2010

LATERALIDAD CRUZADA



LATERALIDAD
CRUZADA



1. ¿QUÉ ES LATERALIDAD?


“La lateralidad es le predominio motor relacionado con las partes del cuerpo, que integran sus mitades derechas e izquierdas. La lateralidad es el predominio funcional de un lado del cuerpo humano sobre el otro, determinado por supremacía que un hemisferio cerebral ejerce sobre el otro. Es la consecuencia de la distribución de funciones que se establece entre los dos hemisferios cerebrales. De dicha distribución depende la utilización preferente de un lado o el otro del cuerpo (derecho o izquierdo) para ejecutar determinadas respuestas o acciones”. (Papalia, 115)
Es importante tomar en cuenta que la lateralidad se desarrolla desde que el bebe esta en el vientre de la madre y a los 6 años aproximadamente se puede definir y ver claramente la preferencia del niño sobre un hemisferio u otro.
Las personas pueden ser diestras, zurdas o ambidiestras, pero puede haber casos en los que se encuentre lateralidad contrariada y la lateralidad cruzada. Una lateralidad cruzada es cuando existe una lateralidad distinta de la manual para pies, ojos u oídos (por ejemplo mano derecha dominante con dominio del ojo izquierdo). En estos casos también se habla de “asimetría funcional”.La lateralidad cruzada mano-ojo, ha sido una de las más estudiadas y con frecuencia es sinónimo de problemas en el aprendizaje, en especial en los procesos de lectura y escritura. En ocasiones se utiliza el concepto de lateralidad contrariada para expresar que el niño ha invertido en algún o algunos miembros su tendencia natural (por ejemplo niño zurdo que se le ha forzado ha aprendido a escribir con la derecha).En el estudio de la lateralidad resulta fundamental distinguir entre las tareas aprendidas y las tareas innatas, puesto que en algunas ocasiones los niños copian de otras personas la preferencia manual en las tareas de lectura y escritura, mientras que en otras tareas de tipo más innato como sean abrir una puerta, coger las cosas peinarse, etc. utilizan la mano contraria, pudiendo haberse equivocado de este modo al utilizar la mano no dominante en tareas de aprendizaje.
“Otro aspecto relevante a tener en cuenta, en el estudio de la lateralidad consiste en distinguir entre dominancia ocular motora y dominancia ocular sensorial, puesto que de lo contrario, valorando tan solo la dominancia ocular motora podemos realizar diagnósticos erróneos de lateralidad cruzada. La dominancia ocular motora es aquella que nosotros escogemos de forma innata para realizar acciones como por ejemplo mirar a través de un tubo o un calidoscopio o mirar a lo lejos a través un hueco. En cambio la dominancia ocular sensorial es la más importante en relación al aprendizaje, ya que es la que guía los procesos de percepción, conviene tener en cuenta que para la valoración de esta dominancia deber estar correctamente configurada la binocularidad”. (Papalia, 123)
La lateralidad cruzada es un trastorno neurofisiológico del sistema nervioso que afecta al veinte por ciento de la población, aproximadamente, y que es de transmisión hereditaria. Es importante destacar que no es un problema psicológico, sino neurofisiológico.


2. POSIBLES DIFICULTADES DE LA LATERALIDAD

Di­fi­cul­ta­des im­por­tan­tes de or­ga­ni­za­ción del es­pa­cio en el plano, produciéndose erro­res de con­fu­sión entre de­re­cha e iz­quier­da (as­pec­to que se debe re­for­zar es­pe­cial­men­te a estas eda­des)
Pre­sen­cia de fre­cuen­tes in­ver­sio­nes o ro­ta­cio­nes grá­fi­cas o mu­chas di­fi­cul­ta­des para rea­li­zar los tra­zos bá­si­cos de las le­tras, erro­res fre­cuen­tes en la copia, trazo débil o dis­con­ti­nuo.
Muy buena com­pren­sión au­dio­-ver­bal pero pre­sen­cia de mu­chas di­fi­cul­ta­des en la ad­qui­si­ción del có­di­go es­cri­to o en aque­llas ac­ti­vi­da­des en las que la coor­di­na­ción vi­so­-ma­nual re­sul­ta clave, como por ejem­plo el di­bu­jo, el re­cor­ta­do, juego con pe­lo­ta, etc.
Im­por­tan­tes di­fi­cul­ta­des en la orien­ta­ción es­pa­cial, ya sea sobre el plano o bien ge­ne­ral. Asi­mis­mo la pre­sen­cia de di­fi­cul­ta­des re­le­van­tes en re­la­ción a la orien­ta­ción tem­po­ral tam­bién nos podrían in­di­car pro­ble­mas de tipo la­te­ral.
Con­fu­sio­nes entre de­ce­nas y uni­da­des.
Ten­den­cia a poner de ma­ni­fies­to un orden in­terno com­ple­jo e in­ver­ti­do con res­pec­to a mu­chos con­cep­tos.

3. FACTORES QUE DETERMINAN LA LATERALIDAD

Los factores que intervienen en una buena organización lateral son muchos. A continuación se describen los más importantes:La información genética. La influencia del entorno (medio cultural, costumbres, etc). La educación y aprendizaje recibido.
También está probada la influencia de factores ambientales o sociales. En este sentido se apunta a que los niños ya desde muy pequeños suelen recibir los objetos dirigidos a la mano derecha por parte de los adultos.
Además muchos de dichos objetos están hechos para ser manipulados por diestros, por lo tanto otro factor seria el uso de los utensillos.

En conclusión podemos decir que la lateralidad cruzada puede causar una serie de problemas o dificultades en el desarrollo de una persona, sobre todo afectara en su aprendizaje. Pero una lateralidad bien definida hace posibles todas las funciones relacionadas con la concentración, la atención y la orientación en el espacio y en el tiempo. Sin embargo, en las escuelas, cada vez se observan más casos de niños con fracaso escolar que tienen la lateralidad cruzada (por ejemplo, son diestros de ojo y brazo, pero zurdos de oído y pierna), o que no tienen bien establecida la lateralidad de los hemisferios. De ahí, la importancia de conocer bien este problema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada